Recomendado para consumos anuales superiores a 40 Toneladas. La ubicación del depósito puede ser aérea o enterrada.
Repsol Gas le suministra el depósito y se encarga de su mantenimiento, siendo propiedad del cliente el resto de la instalación.
La relación comercial se establece a través de un contrato CA y mensualmente se facturan las cuotas de servicio, que incluyen el mantenimiento y el alquiler del depósito.

Repsol Gas se hace cargo de:

El suministro del depósito que incluye el transporte y descarga (salvo en los casos de difícil acceso)
La valvulería del depósito
Los ánodos de sacrificio para los depósitos enterrados.
 

El cliente se encarga de:

La red exterior e interior
Los extintores reglamentarios y el mantenimiento de los mismos
El proyecto y visado por el colegio profesional correspondiente, la dirección de obra y el acta de puesta en marcha de la instalación
Gestionar y obtener los permisos de obra del Organismo Territorial Competente.
Licencia municipal. Gestión de permisos y tasas municipales
Descarga del depósito en caso de difícil acceso
Vallado exterior del depósito (industrias y/o concurrencia pública)
Obra civil del depósito enterrado (si se elige este tipo de depósito)
Bocas de carga alejadas del depósito (si el depósito no es accesible)
Reposición de jardinería y solado